Ciudadanos felices, planificación humano-urbana y tecnoparticipación ciudadana

M. Cruz Blanco Velasco


El arte de transformar los entornos bajo la premisa de que un mundo para todos es un mundo mejor. Como bien citaba la Declaración de Estocolmo año 1994 “El bueno diseño capacita y el mal diseño discapacita”, es aquí donde radica el origen de esta filosofía en la que llevamos desde 2008 investigando desde “Accesibilidad con arte para el siglo 21”, un proyecto empresarial de innovación social, que no es sino la construcción de un sueño inclusivo que busca la felicidad como único y primordial objetivo, y que a través de múltiples caminos va dándole forma a esa consecución del bienestar mental, bandera que lidera cualquier acción que en nombre de la accesibilidad acomete este joven equipo cargado de ilusión por hacer del mundo un lugar más habitable. “La no accesibilidad de los entornos es una forma muy sútil de discriminación” rezaba la derogada LIONDAUi, y quizás sea la idea clave y origen de todo este planteamiento socio-empresarial que pretende contribuir a la innovación social con tintes humano-urbanos.

[…]

Descargar comunicación completa

Presentación