Los procesos de integración/ inclusión en el deporte de las personas con discapacidad: algunas reflexiones desde la práctica, la norma y la evidencia.

La Actividad Física Adaptada (AFA) se define como “todo movimiento, actividad física y deporte en los que se pone especial énfasis en los intereses y capacidades de las personas con condiciones limitantes, como discapacidad, problemas de salud o personas mayores” (DePauw y Doll Tepper). A este respecto en nuestro país la AFA se circunscriben casi en exclusiva a las personas con discapacidad y no respecto de otros estados o condiciones de salud como enfermedad crónica, envejecimiento o embarazo.

Dr. Javier Pérez Tejero

[…]

En nuestra opinión, el acceso a las prácticas deportivas por parte de personas con discapacidad es un elemento facilitador de primer orden para un adecuado mantenimiento y/ o mejora de la condición de salud. Este servicio es suministrado por parte de los factores contextuales y tiene éxito cuando fomenta la participación de personas con discapacidad en actividades o entornos deportivos libremente elegidos y, dada la calidad de este servicio, fomenta la adherencia a la práctica y el sentimiento de pertenencia a un colectivo, desde la perspectiva del ocio activo, el juego o la propia competición deportiva.

[…]

Se puede considerar que la AFA es un cuerpo de conocimientos interdisciplinar dedicado a la identificación y solución de las diferencias individuales en actividad física, adecuándolas al contexto en el que se desarrollan. Hutzler (2008, pág 184) entiende este cuerpo de conocimiento como “un conjunto de conocimientos que engloba las actividades físicas realizadas por personas con discapacidad, los sistemas de prestación de servicios desarrollados para garantizar la participación de dichas personas, una especialización profesional que atrae a profesionales de disciplinas pedagógicas y académicas, y un campo de estudio académico”.

Descargar texto completo